• Aiag Asesores

El impacto económico del COVID-19

Actualizado: nov 16

La pandemia del coronavirus en España y en el mundo en general ha provocado una crisis sanitaria muy grande y que, a su vez, ha derivado en la paralización de ciertos sectores económicos, como el comercio, la hostelería y el turismo. Esto ha provocado la caída de varios indicadores económicos que alertan de una recesión, al menos, en 2020. Las medidas adoptadas para reducir la pérdida de vidas humanas han conducido a la mayoría de las economías a una paralización y, por tanto, a una caída profunda y repentina del PIB. De este modo, la crisis sanitaria global ha dado un paso a una crisis económica mundial.

La recuperación económica española será en forma de "V" asimétrica, tal y como han anunciado otros países del mundo. En total, el gobierno ya ha realizado más de 262.432 operaciones de financiación para apoyar la liquidez del tejido productivo, aportando más de 33.800 millones de euros a la financiación de las empresas.


Mediante las ayudas económicas incluidas en el Programa de Estabilidad 2020 del Reino de España enviado a Bruselas, mantienen que el consumo privado volverá a crecer el próximo año hasta un 4,7% y que el gasto público avance un 1,8%.


El impacto social se ha suavizado, en gran parte, por las medidas de mantenimiento de renta para familias, trabajadores y autónomos, junto con los instrumentos de garantía de liquidez para empresas y autónomos. La puesta en marcha de medidas de sostenimiento de la actividad económica ha conseguido frenar la destrucción de empleo y mantener los ingresos de los colectivos más afectados, siendo 462.614 empresas las que se han beneficiado de los avales públicos que les han permitido recibir préstamos de hasta 57.852 millones de euros.


El número de afiliados a la Seguridad Social que cobran algún tipo de ayuda se disparó hasta 5,2 millones de personas en abril. Esto incluye a los desempleados, trabajadores afectados por ERTE y autónomos que reciben prestaciones por cese de actividad.


Los personas confinadas en sus hogares, con el comercio sometido a estrictas medidas de seguridad y con escasas oportunidades de gastar, los consumidores han replanteado sus prioridades. El gasto semanal con tarjeta llego a caer un 60% desde el estado de alarma, aumentando un 60% el gasto en alimentación.


Impacto económico en el País Vasco


Después de haber recuperado la solidez industrial y mantenerse la tasa de paro a finales de 2019 en el 9,6%, recuperando así los niveles de afiliación a la Seguridad Social registrados en el País Vasco, repentinamente el Coronavirus apareció para aumentar este porcentaje. Actualmente, únicamente hay 946.886, la cifra más baja desde septiembre de 2018. Además, el gobierno vasco estima que el empleo caiga un 7%, lo que supone unos 68.000 puestos de trabajo perdidos.


El motor industrial


La economía vasca es altamente industrial, algo que es a la vez una fortaleza y un condicionante para la recuperación. Este sector supone el 24,2% del PIB. Son muchas empresas grandes las que se han quedado por el camino debido a diversas crisis económicas. Sin embargo, el sector ha sabido reponerse, abriéndose hacia nuevos sectores y apostando por la innovación y por la industria 4.0, adaptándose a los cambios tecnológicos.


El claro ejemplo de que el sector industrial es la esperanza para la recuperación económica vasca es que aun con la situación tan difícil que tenemos hay empresas que han decidido invertir. La primera inversión es de Repsol, por 80 millones de euros; la segunda de Gestamp, por 17 millones de euros para un centro de I+D+i centrado en el desarrollo del coche eléctrico y por último de Iberdrola con una inversión de 70 millones de euros para la creación del mayor parque solar de Álava.


Iniciativas para impulsar la economía en el País Vasco


Desde distintas instituciones públicas del País Vasco se está intentando impulsar el empleo, la formación y la generación de nuevas empresas pese a la situación económica y sanitaria en la que nos encontramos.


  • Microcréditos "Bizkaia Aurrera"

Bizkaia ha aprobado una nueva línea de microcréditos Bizkaia Aurrera! destinados a empresas de hasta 10 personas empleadas y startups de base tecnológica de hasta 5 años de antigüedad. La novedad de esta segunda fase es que se amplía el importe máximo de préstamos de 7500 a 15000 euros.

  • Programa Reactivate

El objetivo del Gobierno Vasco es incorporar 1000 jóvenes a empresas mediante prácticas profesionales para reactivar la economía de Euskadi. La situación excepcional que vivimos debe hacernos pensar en el futuro. Es tiempo de cambios, y también de oportunidades.



Referencias


Epdata


El mundo Economía


Business Insider


Atribuciones


Illustration by Freepik Stories



20 vistas