Aiag Asesores es una asesoria y gestoria de Bilbao. Nuestros asesores en Bilbao te ofreceran el mejor servicio.
ME
NU
  • Aiag Asesores

Todo lo que debes saber ante Inspección de Trabajo

Actualizado: may 14

Ya sea por rutina, por denuncia laboral o por Buzón ITSS, la inspección de trabajo puede llegar a ser uno de los inconvenientes más agrios al que cualquier empresa o sociedad, que cuente con empleados, se pueda someter. Este proceso sistemático lo articula la Seguridad Social, para controlar el desarrollo de las condiciones laborales establecidas por la normativa vigente. A continuación se les mostrarán las claves para minimizar este contratiempo.


Definición

Técnicamente, la inspección de trabajo o inspección laboral del trabajo, es una operatoria de rutina y obligatoria, impuesta por el MTPE (Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo) que pretende controlar y por ende garantizar los cumplimientos de las normas vigentes establecidas en las condiciones laborales (salud, seguridad, higiene...)



¿Cómo es una inspección?

Sorpresiva y sin previo aviso, a fin de que las actuaciones anómalas en las empresas sean lo menos probables durante la inspección. No obstante, es habitual que los funcionarios encargados de llevar a cabo la inspección, al llegar a la empresa, soliciten contactar con una persona responsable. De esta manera, se le notificará que se va a llevar a cabo una inspección y se identificarán de acuerdo a lo que estipula la ley (mostrando la documentación y credenciales pertinentes).


Durante la visita, el inspector corrobora la identidad de los trabajadores, su estado de contratación y su condición ante la seguridad social, del mismo modo que se asegurará de que la empresa cumpla con:


  1. Las normativas en materia de relaciones laborales individuales y colectivas.

  2. Las normas sobre protección, derechos y garantías de los representantes de los trabajadores.

  3. Las normas en materia de tutela y promoción de la igualdad de trato y oportunidades y no discriminación en el trabajo.

  4. Las normas en materia de prevención de riesgos laborales, así como de las normas jurídico-técnicas que inciden en las condiciones de trabajo.

  5. Ejercicio de las funciones de investigación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

  6. Las normas en materia de campo de aplicación, inscripción, afiliación, altas y bajas de trabajadores, cotización y recaudación de cuotas del Sistema de la Seguridad Social.

  7. Las normas en materia de movimientos migratorios y trabajadores extranjeros.



¿Es posible negarse?

NO.

La inspección laboral no solo es obligatoria, sino que además se debe garantizar su correcto procedimiento. Sin embargo, puede darse el caso que el domicilio personal y el domicilio de la empresa coincidan. En ese caso, el inspector de trabajo deberá demostrar que cuenta con una orden judicial.


Pero, ¿y si me niego igualmente? Las sanciones se estipulan dependiendo de una serie de parámetros como el grado de negligencia, intencionalidad, número de empleados a los que afecta… En cuanto a lo económico rondarán de los 6.251 euros en los más leves a 187.515 euros en los más graves. De todas formas, la forma más sencilla de evitar una inspección es conocer y cumplir con las normativas vigentes en materia de derechos de los trabajadores.



Documentación

Durante la inspección de trabajo, el inspector solicitará disponer de esta documentación para asegurarse el cumplimiento de las obligaciones legales establecidas:


  1. Resumen de horas extraordinarias.

  2. Comunicación de apertura de la autoridad laboral.

  3. Recibos de nóminas.

  4. Parte de alta y baja de los trabajadores de la empresa.

  5. Si hubiera empleados extranjeros, autorizaciones de trabajo y documentación de los trabajadores.

  6. Contratos de trabajo presentados ante la oficina de empleo junto con el justificante de la comunicación.

  7. Documento de asociación.

  8. Contratos mercantiles.

  9. Complementariamente, es posible que el inspector laboral solicite accesos a los usuarios y